Una web para todas las personas comprometidas con el planeta tierra

¿Cómo comprar ropa de una forma más sostenible?

moda-sostenible-armario
Moda sostenible no es solo comprar en marcas sostenibles. Estas marcas tienen en cuenta su responsabilidad social y medioambiental, pero no siempre son asequibles para todos. Moda sostenible más que comprar, es adquirir algo que realmente necesitamos. Pero también es ser conscientes de donde vienen las cosas, es informarnos de las alternativas, es saber escoger qué marca o qué tipo de producto es la decisión más correcta para el mundo que queremos.

La moda sostenible se abre paso y cada vez somos más los que buscamos alternativas para crear nuestro menor impacto medioambiental.

Tenemos desde marcas sostenibles transgresoras que reutilizan materiales reciclados, y otras que utilizan materiales de orígenes sostenibles, hasta tiendas de segunda mano que nos brindan la oportunidad de disfrutar de prendas «nuevas» a precios más justos…

Para mi la moda sostenible envuelve una serie de conceptos importantes:

armario-sostenible-ropa
¿No puedes leerlo ahora? Guárdatelo
  1. Trazabilidad: la materia prima deberá ser cultivada de una forma sostenible (de forma que no pone en riesgo la tierra, el agua o la vida que está a su alrededor), sin pesticidas ni tóxicos. Una marca sostenible te dirá de dónde viene su materia prima.
  2. Transparencia: todos los procesos relacionados con la fabricación de una prenda pueden ser tóxicos y crear un impacto medioambiental de CO2 enorme durante todo su ciclo de producción. Por esta razón, también es necesario preguntarse muchas cosas, incluso qué clase de pigmentos usan, cómo se fabrican, quienes los fabrican y sus condiciones de trabajo. Pero los procesos sostenibles no solo deben cubrir la dimensión ambiental, sino también la social.
  3. Circularidad: hay muchas prendas que se fabrican con materiales reciclado, cómo el plástico tipo PET o algodón reciclado. Se realiza la tarea de convertir materiales desechados en nuevos objetivos tan funcionales cómo lo primeros. También existen productos que aunque no sean sostenibles de raíz, merecen que los sigamos usando hasta el final de su vida útil, como la ropa de segunda mano. Utilizar prendas que ya alguien no quiere pero que tu le puedes dar una segunda vida, también es moda sostenible. No hay nada más sostenible que utilizar algo que ya se ha fabricado…
  4. Honestidad: una marca sostenible te hablará honestamente de todos sus procesos, incluso de los aspectos a mejorar de sus propias marcas, suelen ser autocríticos y enseñarte que incluso se puede hacer mejor de lo que lo hacen.
  5. Compra/adquisición de productos de manera sostenible: comprar sostenible no solo significa centrarse en las características anteriores, es también entender que la forma en la que consumimos es el problema, es entender que aunque compres de segunda mano o sostenible debemos comprar lo necesario, sin recurrir a las compras excesivas y descontroladas.

Si, sé que puede dar pereza investigar y dedicar tiempo a ello, pero es necesario...

A veces es mucho «prueba y error», pero se acaba aprendiendo. Y aunque no todas cumplen estas características, está claro que hay algunas que están haciendo un claro esfuerzo. Por otra parte, nosotros no somos perfecto y las marcas tampoco, pero huye del greenwashing y el marketing que te vende «eco» cuando no lo es.

¿Y cómo podemos comprar de una forma más sostenible y consciente?

En general, creo que todos nos malacostumbramos a lo barata que es la moda Fast Fashion. Cuando empiezas la transición hacía una vida con menor impacto ambiental, las marcas sostenibles parecen carísimas y muy básicas.

La percepción de «carísimo» cambia cuando investigamos y nos damos cuenta que el precio que pagamos es irrisorio para todos los procesos que se necesitan para fabricar nuestras piezas de ropa, incluidas todas las personas implicada que trabajan para que la puedas comprar…

Cómo consecuencia, las condiciones laborales son injustas y muchas veces rozan la esclavitud.

Pero la buena noticia es que hay muchas formas de disfrutar de la ropa con conciencia y amor por el planeta. Podemos usar una o todas, pero lo importante, es que empecemos si no lo hemos hecho y que sigamos avanzando si ya estamos en movimiento…

Por ello os voy a dar mis trucos para tener un armario más sostenible, vamos allá!

Considera seriamente comprar de segunda mano

Si necesitas ropa, primero deberías considerar la ropa de segunda mano. La razón es muy sencilla, no hay nada mejor que lo que ya está hecho. Y por si no lo sabías, compramos más de 800.000 millones de prendas de ropa al año y la mayoría de ella acaba en los vertederos. Tenemos que aprender a consumir y desacelerar, de lo contrario, estaremos viviendo entre montañas de cosas «inservibles» dentro de no mucho tiempo. Otra razón, es que puedes encontrar auténticos tesoros y ropa increíble a precios bajos.

Alquílalo en lugar de comprarlo

Otra alternativa que cada vez tiene más seguidores es el alquiler. ¿Alguna vez has comprado ropa para una ocasión en especial y nunca más te la has puesto otra vez?. Esta es una fantástica alternativa para cuando tienes un evento especial. Seamos sinceros, hay cosas que solo pasan una vez al año, y seguro quieres estar increíble, pero no a costa de la acumulación y el consumismo.

Intercambia ropa

Otra opción que cada vez se pone más de moda y tiene más adeptos. Personalmente es una opción que me encanta. Es una alternativa ideal para no gastarte un duro y sacar aquello que ya no te pones para reemplazarlo por algo «nuevo». Normalmente se hace en sitios agradables con buenas charlas y compañía, así que lo recomiendo.

Compra marcas sostenibles

Siempre que tengas la posibilidad, compra marcas sostenibles, responsables y transparentes. No podemos seguir pensando en explotar recursos sin parar, debemos hacer elecciones conscientes y apoyar a aquellos que promueven el cambio.

Compra duradero

Comprar conscientemente y pensando que nos puede durar para siempre, es el mejor estado mental. Adquiere ropa con materiales de calidad, fibras naturales, nada de fibras artificiales y derivados del petróleo. Piensa en ponértelo muchas veces.

Compra clásico y versátil

De la misma forma conoce tu estilo, compra aquello que sepas que encaja contigo. Olvídate de los «por si acasos», porque esos siempre acaban fuera del armario una temporada después de comprar, e incluso con etiqueta y todo. Analiza tu ropa y los colores más comunes en tu armario (no tus colores favoritos), eso te puede dar una pista de lo qué más sueles ponerte.

Compra al emprendedor local

Esta también es una buena forma de distribuir mejor nuestro dinero. Apoyar al comercio local también es una forma de contribuir con un granito de arena a que no desaparezcan. De ello pueden vivir una a varias familias y últimamente están teniendo mucha dificultades. Está claro que no siempre sus orígenes serán de orígenes sostenibles, pero siempre es una buena idea colaborar con la correcta distribución de los recursos.

Compra hecha de materiales reciclables

¿Sabías que más de 80% del plástico del mundo no ha sido reciclado?. Ahora mismo parte de ese plástico ha sido incinerado, sigue en vertederos o ha acabado en el mar. En Europa hay muchas marcas de todo tipo que se han apuntado a esta tendencia, Adidas o IKEA. Pero también encontramos marcas como ECOALF o Ekomodo, que además son empresas diseñadas desde el principio de responsabilidad medioambiental, y están haciendo un magnifico trabajo.

Compra fibras naturales

Usar fibras naturales permiten el fácil reciclaje de las prendas, de forma que se pueden reutilizar las fibras y fabricar otros productos al final de su vida útil (siempre y cuando sepamos reciclarlos). También tienen una menor probabilidad de generar sustancias dañinas en los vertederos o cuando son mal gestionadas. A diferencia de las fibras naturales, las sintéticas pueden ser muy contaminantes ya que son derivados del petróleo. Debemos tener en cuenta que los híbridos (mezcla de dos o más materiales) son imposibles de reciclar, y generan tantos problemas cómo los puramente sintéticos. Desde mi opinión personal, todos deberíamos practicar la economía circular, intentando utilizar productos de materiales fácilmente reciclables.

Compra menos y mejor. Solo aquello que necesites y vayas a usar al 100%

El principal problema de nuestra era moderna es el consumismo y tenemos que ponerle freno. Las empresas de productos baratos han proliferando, con una falsa promesa de hacernos sentir ricos y personas con «abundancia» a costa de la salud del planeta. No te dejes llevar por el marketing que constantemente intenta convencerte de que necesitas algo más para ser feliz. No es real, práctica el minimalismo, más es menos, esto te permite centrarte en otras cosas más importantes.

Cuida lo que ya tienes

Aprender a cuidar lo que tienes también es sostenibilidad. Usa todo lo que tengas hasta que definitivamente no haya forma de utilizarlo más. No laves tu ropa en exceso, no pongas tu ropa a más de 600 rpm en tu lavadora, evita los suavizantes, intenta lavarla a mano y no la seques en la lavadora o la dejes mucho tiempo al sol, así evitarás su desgaste.

Ya para acabar…

…dejemos de hacer caso al marketing, que nos dice constantemente qué «debemos» necesitar. Hay muchas formas de tener el aspecto que queremos sin hacer daño al planeta o provocando el menor impacto. Utiliza todo lo que tengas hasta el final de su vida útil, si entonces es totalmente necesario comprar, hazlo con cabeza y sopesa las diferentes opciones. Te recomiendo varios documentales como The True Cost, que te habla de los problemas que ocasionan nuestro consumo en el sector textil. Podrás encontrar este y más en este link. Y si necesitas más, aquí tienes una guía super rápida de cómo ser más sostenible.

Recuerda, piensa muchas veces antes de comprar, porque lo que compras hoy, es un voto por el mundo que quieres mañana…

acorella-bragasmenstruales-menstruacion

Artículos relacionados

Alexandra Olarte

Creadora de contenido

¡Gracias por llegar hasta aquí! Mi nombre es Alex y escribo sobre cómo vivir con menos residuos. Mi objetivo es ayudar a otros a vivir de una forma más sostenible, amable y empática con la tierra y los seres que viven en ella.

Alexandra Olarte

Recomendado
Colaboraciones
Descubre
Advertencia

Algunos de los enlaces que encontrarás en esta página son enlaces de afiliados, lo que significa que me ayudas a seguir con este proyecto con cada compra que realices en mi página o en enlaces de terceros.
!Si decides hacerlo, gracias!