Una web para todas las personas comprometidas con el planeta tierra

Éxodo Climático

«Mientras los ricos pagan para escapar del calor y del hambre causadas por el cambio climático, personas en zonas vulnerables sufren y mueren.«

Un informe de la comisión de los derechos humanos también arroja más claridad al asunto, las diferencias sociales se agudizan conforme pasan las décadas, y no hay esperanza de que mejoren, solo los mismos gobiernos podrían frenar esta situación, algo que parece no están dispuestos a hacer. Mientras tanto, la mitad de la población más pobre sólo causa un 10% de las emisiones de CO2 a diferencia de la otra parte de la sociedad que disfrutan de grandes privilegios.

«La crisis climática amenaza con borrar los últimos 50 años de progreso social en la lucha contra el cambio climático, mejora de la sanidad y la reducción de la pobreza.»

Algunos países ya están aceptando la crisis climática como un tema inevitable, un suceso imposible de detener. Según se estima, afectará a más de 140 millones de personas solo en el África Subsahariana, el sur de Asia y América Latina, zonas donde se concentra la mayor cantidad de personas en riesgo de exclusión social y extrema pobreza. En el mejor de los casos, millones de personas no tendrán acceso a comida, la tasa de inseguridad aumentará, serán forzadas a migrar a otros países, sufrirán fuertes enfermedades y muchos de ellos la muerte.

La crisis climática amenaza con borrar los últimos 50 años de progreso social en la lucha contra el cambio climático, mejora de la sanidad y la reducción de la pobreza. De este panorama desolador surge la necesidad urgente de una transformación económica y social, de lo contrario la crisis climática dejará muchos perjudicados, en especial aquellos que no tienen los medios necesarios para volver a empezar de cero.

Pese a que se han hecho esfuerzos por llegar a acuerdos significativos en la materia, los diferentes tratados cerrados en la últimas décadas por las grandes potencias del mundo han quedado en papel mojado y no funcionan. El tratado de París argumenta con base científica las consecuencia que supondría que nuestro planeta aumentara los 3ºC de temperatura media mundial. Mientras, muchos otros escépticos aclaran que la temperatura no debe subir de 1.5ºC. 

«La inmovilidad de los gobiernos respecto a este tema es evidente, nadie quiere perder inversores ni capital económico…»

Se debe pensar en una descarbonización urgente de ciudades y zonas industriales, evitar en gran medida la contaminación de ríos y mares, los daños a la fauna y flora, y en todo caso, disminuir la temperatura mundial podría ser la acción del hombre más positiva para los ecosistemas que han sido devastado en los últimos años (por razones poco loables y en pro de un sistema que intensifica las desigualdades), debido a la acción del hombre y otros desastres naturales. 

La inmovilidad de los gobiernos respecto a este tema es evidente, nadie quiere perder inversores, capital económico, pero como occidentales que somos nos encontramos con una disyuntiva simplemente por estar viviendo del lado afortunado del mundo (como que nuestro consumo puede cambiar el mundo, o la vida de familias al otro lado del mundo). 

La lucha contra el cambio climático afecta directamente a las personas, es un tema de derechos humanos y justicia social. Derecho a la sanidad, a  aire limpio que respirar, a una casa y un lugar donde sentirse seguro y protegido, y vivir con dignidad. La descarbonización se tiene que entender como una necesidad para mejorar la calidad de vida de todos, y en este todo, también caben aquellos con pocos recursos económicos.

Entre la inacción y la negación encontramos un paradigma diferente que viene por parte de aproximadamente 50 países, 7000 ciudades, 245 regiones y 6000 compañías que ya están empezando la carrera hacia la descarbonización con medidas lo suficientemente “sustanciales” como para ayudar a la mejorar la situación.

«En los últimos 28 años hemos producido lo equivalente a 237 años de revolución industrial siendo solo 100 compañías las que producen el 71% de las emisiones.»

Mención aparte merece el caso de China. Aunque empieza a apostar por las renovables, sigue dependiendo en una parte muy importante del carbón. Se estima que en los próximos 10 años, las emisiones producidas por carbón, aumentarán en un 25%. Por no hablar del Presidente Bolsonaro en Brasil y sus políticas de explotación intensiva en el amazonas y el aumento de las tierras dedicadas al pastoreo en Brasil.

No nos olvidemos de Estados Unidos, el gran productor mayoritario de emisiones de CO2 que en estos momentos está liderado por la figura de Trump. Este ha dado vía libre a lobbies y ha permitido que las grandes industrias adopten una figura más agresiva de cara a las regulaciones exigidas por parte de la ONU y las advertencias de los científicos. En 1990 en el tratado de Kyoto ocurrió algo similar, se intentó disminuir las emisiones de contaminantes producidos por crudo en los Estados Unidos, pero sus líderes apelaron a un posible daño a la economía americana.

Aquí os dejo algunos ejemplos de la transición que hemos hecho en las últimas décadas en materia de emisiones de gases nocivos para el planeta y la salud, y en el que a día de hoy, con evidencias más que razonables, los países que más han aportado a esta crisis climática parecen no llegar a un acuerdo de transición climática transparente:

  • ·    En los últimos 28 años hemos producido lo equivalente a 237 años de revolución industrial siendo solo 100 compañías las que producen el 71% de las emisiones de “efecto invernadero” mundiales.
  • ·      Los últimos 4 años han sido los más calurosos en la historia del planeta y se espera que el consumo de energía (y emisiones) aumente un 28% más para el año 2040 debido al crecimiento demográfico
  • ·       La subida de la temperatura del mar está matando ecosistemas esenciales en nuestro planeta. Las grandes barreras de coral están gravemente afectadas, los polos empiezan a derretirse, amenazando este ecosistema natural y a todos los individuos que viven allí, y como consecuencia, aumentado el nivel del mar.
  •  ·     Aunque la crisis climática está desde hace algo más de 10 años en la agenda de los derechos humanos, siempre parece ser una tarea opcional por parte de gobiernos e instituciones, que parece ser no es tan importante para ellos.

«Aunque la crisis climática está hace algo más de 10 años en la agenda de los derechos humanos, siempre parece ser una tarea opcional por parte de gobiernos e instituciones, que parece ser no es tan importante para ellos.»

Perversamente los países más ricos, que tienen la mayor capacidad para adaptarse y son responsables de la gran mayoría de las emisiones de gases efecto invernadero y se han beneficiado de ello, serán los mejor situados para hacer frente al cambio climático. Los individuos más adinerados tienen los recursos y las herramientas para cambiar su realidad, no todos tienen esta alternativa. Si seguimos por este camino, en 2067 la temperatura habrá subido 5ºC en lugar de los 3ºC esperados.

Abordar el cambio climático requerirá un cambio fundamental en la economía mundial y en la estrategia de acción de los estados, dejando de basar la prosperidad de sus estados en el beneficio económico, reduciendo la pobreza, evitando el agotamiento de los recursos, las emisiones de combustibles fósiles y los desechos de producción en masa. Esto implicaría cambios radicales y sistémicos, incluidos incentivos, precios, regulación y asignación de recursos, a fin de interrumpir los enfoques insostenibles y reflejar los costes ambientales en subsistemas económicos completos, incluidos la energía, la agricultura, fabricación, construcción y transporte.

Artículos relacionados

Alexandra Olarte

Creadora de contenido

¡Gracias por llegar hasta aquí! Mi nombre es Alex y escribo sobre cómo vivir con menos residuos. Mi objetivo es ayudar a otros a vivir de una forma más sostenible, amable y empática con la tierra y los seres que viven en ella.

Alexandra Olarte

Recomendado
Colaboraciones
Descubre
Advertencia

Algunos de los enlaces que encontrarás en esta página son enlaces de afiliados, lo que significa que me ayudas a seguir con este proyecto con cada compra que realices en mi página o en enlaces de terceros.
!Si decides hacerlo, gracias!