Una web para todas las personas comprometidas con el planeta tierra

Desodorantes naturales, la alternativa ecológica

Uno de mis primeros cambios cuando empecé esto de vivir con menos plástico, fue eliminar a toda costa los plásticos de mis productos de higiene y cuidado habituales. Para mi fue uno de los cambios más fáciles. Actualmente en el mercado podemos encontrar una gran variedad de desodorantes naturales. De todos los precios y formatos. Aunque no fue fácil para mi cuerpo adaptarse a esta clase de productos, al cabo de unos 6 meses mi cuerpo comenzó a aceptarlos bastante bien.

…os voy a describir los 4 desodorantes naturales y algunos sin plástico que he utilizado al cabo de estos 2 años…

Uno de los grandes cambios que hemos notado (y digo hemos, porque como algunos ya sabréis, vivo con otro limón completo cómo yo, mi chico y editor de todas mis movidas) es en particular, una menor sudoración y olor en las axilas. Estas dos características se hacen casi imperceptibles en invierno. Lo que nos ha llevado en algunas ocasiones a prescindir por completo de el, porque directamente no lo necesitamos. Esto nos ha llamado especialmente la atención de los desodorantes naturales. Cabe clarificar que todos están formulados con ingredientes naturales, ninguno lleva entre sus componentes aluminio y sobre todo, son veganos y sin crueldad animal.

En un sentido amplio, los productos naturales incluyen cualquier sustancia producida por la vida, en este caso compuestos de origen vegetal.

Así, y sin enrollarme en exceso, os voy a describir los 4 desodorantes naturales y algunos sin plástico que he utilizado al cabo de estos 2 años de reducción de plásticos y residuos en casa.

Aromaco

De la marca Lush. De los desodorantes naturales que he probado, el que más me gusta. Es el que más tiempo hemos usado, la razón es que viene sin plástico y lo compras a granel. Es un desodorante de fácil aplicación, compacto pero cremoso (parecido a una pastilla de jabón) y dura una eternidad, también es muy práctico para viajar, porque ocupa muy poco espacio. Por sacarle una pega, creo que su olor es fuerte, ya que entre sus ingredientes está el aceite de Pachuli, y huele que alimenta, pero cuando te acostumbras ni lo notas (y otra gente tampoco, ya que su olor no es nada exagerado…). Su precio es de 7,80€/100gr. La última vez compramos 18€-20€, lo partimos en 4 (dos porciones para él y otras dos para mi), compramos más de lo habitual y ya nos está durando más de 6 meses.

T’eo

Otro desodorante de Lush. Este también también viene sin empaques, igual que el anterior, pero su formato es en forma de jabón sólido de ducha, pero son como polvos talcos compactos. Deciros que este no nos funcionó bien, nos producía rojeces en la piel y era de difícil aplicación, ya que en realidad es áspero y aplicarlo a veces es doloroso, sobre todo después de la depilación. Curiosamente, buscando la información para hacer esta publicación, descubrí que también se puede usar cómo talcos de pies, de hecho es la aplicación que yo le he encontrado y va genial, sobre todo para evitar la sudoración de los mismos, también lleva aceite de limón, lo que le da un olor fantabuloso. Su precio es de 8,95€/ 90gr.

Fresh deodorant

El verano pasado recibí una muestra del desodorante de la marca Ringana. La filosofía de la empresa me gustó, sobre todo por trabajar con ingredientes 100% naturales. Su formato es en crema, lo que facilita su aplicación, además necesitas una cantidad muy pequeña durante la aplicación y no tiene ningún tipo de olor, lo que es genial, porque dura mucho. Como aspectos negativos, destacaría su fecha de caducidad reducida, no tienen conservantes y tienes que acabarlos rápidamente, cosa que no sucede con los dos anteriores. Su formato tampoco me convence mucho porque viene en un botecito de plástico. Pero si envías 5 frascos de plástico en formato grande, te regalan un producto, así que cumple los requisitos de circularidad, pero no en toda su gama de productos. Su precio es de 23,30€/125ml.

Clemence and Vivien

Esta es otra muestra que recibí hace no mucho de una marca Francesa llamada Clemence and Vivien, con lo cual cumple el requisito de proximidad. Es el desodorante que actualmente estoy usando. El 88% de sus ingredientes son de origen ecológico, muy cremoso y fácil de aplicar. También he de decir que dura una barbaridad, no necesitas más que poner un poco  de producto en la yema de los dedos y aplicar. Su olor es muy suave, en mi caso tengo el de lavanda y el de limón, pero también tienen olor a vainilla. Su precio, 9€/unidad y cada frasco tiene 50 gramos.

Aprender a conocer tu piel y tu cuerpo es esencial para hacer una correcta elección de tus productos de cuidado habituales.

Cabe decir que no todos los cuerpos son iguales, y los productos no funcionan de la misma manera. Así que sed cautos con mis impresiones y opiniones. Por otro lado se que es muy común que entre el mundillo de los «cero residuos» haya muchas personas que hagan sus propios productos, en mi caso opto por comprarlos, no tengo mucho tiempo libre y me gusta dedicarlo a otras cosas.

Os invito a compartir con todos vuestras propias impresiones, tanto de los productos anteriormente descritos, cómo de otro que hayáis utilizado y queráis recomendar.

Artículos relacionados

Alexandra Olarte

Creadora de contenido

¡Gracias por llegar hasta aquí! Mi nombre es Alex y escribo sobre cómo vivir con menos residuos. Mi objetivo es ayudar a otros a vivir de una forma más sostenible, amable y empática con la tierra y los seres que viven en ella.

Alexandra Olarte

Recomendado
Colaboraciones
Descubre
Advertencia

Algunos de los enlaces que encontrarás en esta página son enlaces de afiliados, lo que significa que me ayudas a seguir con este proyecto con cada compra que realices en mi página o en enlaces de terceros.
!Si decides hacerlo, gracias!